Esta raza de cochinillo es 100% autóctona es decir, se crían en un ambiente libre donde pueden comer bellotas, manzanas y muchos otros tipos de fruta. Además gracias a que están en un ambiente libre pueden hacer ejercicio y esto contribuye con la calidad de la carne.

Es importante mencionar que este tipo de razas están en peligro de extinción principalmente porque cada vez son menos lo criaderos que se dedican a esto, fomentando la compra de este tipo de carne fomentamos a que más criaderos puedan seguir existiendo.

Hay reportes de que los romanos ya disfrutaban de estos cochinillos en su llega a España. Son toda una tradición.

Add to Favourites